lunes, 27 de julio de 2009

30 años de Jardín

Jardín en Borja

Treinta años puede ser la vida de un negocio, los años que cumple tu hijo, los años que hace que te casaste, el tiempo de maduración de un vino, y también el tiempo le cuesta a un jardín desarrollarse.

Treinta años de trabajo continuado, solo intuición, poco a poco construyendo, paso a paso creando.

Hace unos días encontré este pequeño eden particular muy cerca de mi casa, el trabajo de años de empuje y de esfuerzo, bien es cierto que el agua es espontanea y corre por su propio peso y fuerza, lo que facilita algo las cosas, no obstante el sol sale para todos igual y no todos saben aprovecharlo.

Toda el agua que corre a borbotones es de pozo artesiano, su propia presión le hace brotar algunos metros más arriba, la usamos para deleite y la dejamos escapar de nuevo, así eternamente. El ruido majestuoso, pero tan perenne que puede llegar a cansar.

Autor: Carlos Morales
Fuente: Garden Center Ejea

No hay comentarios:

Publicar un comentario