jueves, 13 de agosto de 2009

Germinados, bio germinados

Germinados, bio germinados

¿Quieres hacer germinar una semilla en tu propia casa?

La gran ventaja de estos alimentos es que se pueden producir en casa. Se almacenan y transportan fácilmente sin estropearse, no requieren mucho trabajo ni dedicación y tampoco son caros. El cultivo de germinados en nuestra propia casa nos permite asegurarnos que los alimentos que consumimos estén libres de pesticidas e insecticidas. Para tener un huerto en miniatura la solución son los germinados.

La salud empieza en su mesa

Las semillas así tratadas se incluyen en la dieta porque permiten vivir más años y hacerlo con buena salud.

El consumo de biobrotes nos aporta muchas vitaminas además de proteínas. Son una bomba nutricional con muy pocas calorías.

En su valor nutritivo se parecen a las frutas y verduras, ya que, al igual que éstas, contienen gran cantidad de vitaminas -en especial A, B, C, E y K-, minerales, enzimas y clorofila. El germinado de las semillas contienen hasta seis veces más vitamina que la semilla, y en algunos caso la vitamina no aparece hasta que no se ha producido la germinación.

También resultan muy atractivos si se mira su contenido en azúcares simples, que aportan energía y se asimilan fácilmente. El contenido en aminoácidos también se incrementa entre un 10% y un 30%, y lo mismo sucede con el hierro asimilable. Esta composición, hace que resulten idóneos para estimular los procesos digestivos. Su consumo se recomienda en casos de anemia y para personas con el estómago delicado, que pueden comer legumbres cocinadas, pero sí sus germinados.

Además, son alimentos que engordan muy poco porque aportan muy pocas calorías.
Las grasas y almidones de las semillas se transforman en carbohidratos simples, proteínas, vitaminas y minerales -especialmente fósforo-. Son alimentos con las calorías muy justas.

MODO DE CONSUMIRLOS

Los germinados se pueden consumir de diferentes maneras. Algunos tienen mejor sabor cuando han sido cocinados cuyas proteínas son así aún más fáciles de asimilar. Con ellos se pueden preparar tortillas, sopas de verduras, purés, bonitas ensaladas, espaguetis, guarniciones para las carnes o pescados. Incluso se puede añadir al relleno de un sandwich, como ingrediente en las salsas de tomate, o como novedad en un plato de arroz.

HAZ GERMINADOS EN CASA

Experimenta con semillas biológicas para germinar nosotros tenemos a tu disposición semillas procedentes de agricultura ecológica:

· Alfalfa
· Alholva
· Brocoli
· Cebolla
· Col lombarda morada
· Hinojo
· Soja mungo verde
· Rabanito sango
· Trigo


Alfalfa

Sabrosa y crujiente, la alfalfa germinada es una de las germinaciones más ricas y completas. Posee una gran cantidad de vitaminas y minerales. Contiene los aminoácidos más importantes, y una relación f6sforo / calcio excelente. Los granos de alfalfa son campeones de productividad.

Alholva (fenogreco)

Este grano, muy utilizado en Oriente Medio, tiene un sabor fuerte que permite realizar toda clase de platos. Este germinado contiene una sustancia, la fenogrekina, que interviene en la regulación de la secreción de insulina por el páncreas. También contiene galactomanano que ayuda a mejorar la respuesta a la glucosa en diabéticos y reduce los niveles de colesterol. Funciona como aperitivo, es decir, tomado al principio de las comidas abre el apetito. Como curiosidad, en la antigüedad las mujeres orientales, en lugar de perfumarse exteriormente, comían germinados de fenogreco para oler bien, ya que otorgan un especial olor al sudor.

Brócoli

Además, las vitaminas contenida de forma abundante en estos brotes, son reconocidos por su acción antioxidante, de modo que dichos nutrientes ayudan a evitar el envejecimiento de tejidos y previenen la formación de células anormales y en la formación de anticuerpos del sistema de defensas.

Cebolla

Los germinados de cebolla tienen el mismo sabor que la cebolla tierna... ¡pero mucho más tierna! Resulta chocante su aspecto, pues aún después de germinar, las semillas presentan el mismo color negro que tenían antes de la germinaci6n. Sus tallos son largos y verdes, y resultan muy adecuados para añadir a las ensaladas o condimentar cualquier plato.

Col lombarda morada

Los germinados de col son excelentes fuentes de vitamina A esencial para el crecimiento, el desarrollo, la buena vista y el aparato reproductor y Vitamina E Necesaria para reducir la oxidación del colesterol dañino y eficaz a la hora de prevenir los coágulos sanguíneos. Además puede ayudar a reducir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer y cataratas.

Hinojo

Una forma nueva y original de consumir el hinojo. De esta planta no sólo se consumen los deliciosos bulbos, sino que también produce unos fantásticos germinados con su característico sabor.

Soja verde

El germinado de soja es muy rico en proteínas y vitaminas y tiene un sabor refrescante. Su contenido de carbohidratos es el mismo que el del melón. contiene tanta vitamina A como el melón, tanta tiamina como el aguacate, tanta riboflavina como la manzana desecada, tanta niacina como el plátano, tanta vitamina C como la piña y pocas calorias.

Rábanos

Para los amantes de los sabores fuertes. Los germinados de rabanitos conservan el sabor característico de la planta adulta, pero con mayor intensidad. Resultan muy apropiados para mezclar con otros germinados más suaves.

Trigo

Es el abanderado de los germinados. Tiene un sabor dulce y agradable, y es muy saludable. A partir de germinados de trigo se pueden realizar numerosas preparaciones culinarias. Es preferible utilizar variedades antiguas de trigo.

EL PROCESO DE GERMINACIÓN ES MUY SENCILLO

Tras dejar los granos de semilla a remojo durante una noche, y escurrir para dejarlos en un lugar oscuro o recipiente opaco tapado, no hermético. Poner las semillas en una sola capa y rociar a menudo con agua sin cubrirlas; a los 5-7 días aparecen brotes que se exponen a la luz unas horas. Enjuagar y listos para el consumoSon los brotes los que llevan el valor nutritivo del producto.

¿LOS BROTES TIERNOS SE PUEDEN CONGELAR ?

Al congelar los germinados no se pierde el poder antioxidante de sus componentes. Sin embargo, cuando los germinados son descongelados, se vuelven suaves y pierden la contextura original. Si usted planea usar los germinados en sopas u otro plato donde la contextura no sea un factor, entonces congelarlo estaría bien. Si usted desea un germinado fresco y crujiente, es mejor mantenerlo en el refrigerador que se mantendrán unos días.

¿QUÉ ES LA GERMINACIÓN?

Proceso natural de obtención de alimentos vivos muy extendido en todo el mundo, la germinación hace que las semillas de cereales y leguminosas aumenten su valor nutricional y sean una fuente de salud. Cuando un grano cuenta con el agua, el oxígeno y el calor necesario, germina para formar un nuevo ser vivo, una planta que a su vez producirá nuevas semillas. Cualquier semilla de leguminosa o grano de cereal puede ser germinado; los más apreciados por su textura y por el buen sabor de sus brotes son los que normalmente se encuentran disponibles en el mercado; procedentes de agricultura ecológica.

Fuente: Garden Center Ejea

No hay comentarios:

Publicar un comentario