jueves, 8 de octubre de 2009

Melia azedarach, el árbol de la discordia

Melia azedarach, el árbol de la discordia

Esta es la historia de un árbol. La Melia azedarach conocido también como cinamomo, Melia, Agriaz, Agrión, Amelia, Árbol Santo, o Mirabobo.

Es un árbol lleno de virtudes, destacaríamos, su rápido crecimiento, su extremada capacidad de aguantar en climas muy duros, soporta los suelos arcillos con estoicidad, sus flores lilas son muy perfumadas y sus colores otoñales quitan el hipo. De madera no muy dura, pero lo suficiente para aguantar los envites del cierzo en el Valle del Ebro, y no es poco.

Además es un árbol de los más asequibles, es muy barato en los viveros, por que se comporta excelentemente como cultivo, no necesitando de tutores, ni de otros apoyos. También podemos comprarlo a raíz desnuda, no importa, su capacidad de arraigo es encomiable.

También es venenoso, lo sé, pero venenoso como la adelfa, el boj ,el tejo, el acebo y otras miles de plantas que pueblan nuestros jardines. Quien sería el idiota que va a coger un kilogramo de semilla, las va a cocer y se va a beber el líquido resultante, o quien va a coger las pulpas de la semilla, va a juntar medio kilo y se las va a comer, si su solo contacto con la lengua produce un amargazón difícil de explicar.

Esto viene a cuento por que es una de las razones que esgrimen unos vecinos de una calle que empeñados están en arrancar estos árboles por que solo ven en ellos desgracia donde yo veo una virtud.

Son sucios, por que son caducos, son sucios por que efectivamente producen semillas, caen y alguien tiene que barrerlas, los vecinos ven una molestia y yo veo un milagro, el milagro de la supervivencia. Porque los árboles sienten y estoy seguro que sienten la amenaza de quienes les rodean luchando por su supervivencia esperando que alguna de esas semillas consiga su cometido que es volver a la vida.

Que difícil su existencia, teniendo siempre a alguien a tu lado que no te quiere, que te quiere destrozar, que quiere arrancarte de la tierra que tanto te ha costado colonizar, pero que se le va hacer si el enemigo tiene motosierras y poder, tu solo tienes semillas para defenderte, que lucha tan desigual.

Levantas las aceras, por que estas prosperando, produces un daño visible, pero ¿es solo tu culpa?, y qué si lo fuera, que lo dudo, se arregla la acera, se levanta y se vuelve hacer, es solo dinero estúpidos, acaso podéis con dinero conseguir mi estatura y mi porte.

Cuando se plantaron se hizo de buena fe, nadie pensó que encajarían como anillo al dedo, y es que en los últimos 12 años que llevan plantados, no han parado de crecer y desarrollarse, en definitiva están divinos, preciosos diría yo.

Pues nada probablemente en un próximo post ya estén arrancados, los vecinos quejosos de su porte y de sus semillas, los políticos con su afán de contentar a todo el mundo accederán, y los técnicos ambientales como siempre se ignorarán.

Y es que solo hace varios años llamábamos corral a lo que ahora llamamos jardín y las gallinas quizás ya no estén, pero nuestra actitud y nuestro comportamiento todavía perduran y lamentablemente perdurarán todavía algún tiempo más.


Leer artículo sobre Melia azedarach y otros artículos sobre jardinería, en gardencenterejea.com
_________________________________________

Etiquetas: Melia azedarach, Trabajos de jardineria , jardineria en zaragoza , hacer un jardin en zaragoza , Jardineros en Zaragoza

No hay comentarios:

Publicar un comentario