jueves, 10 de diciembre de 2009

EL bulbo más grande es mejor.

Bulbos grandes flores grandes, aquí si es importante el tamaño,

Los amaryllis que conocemos y que son fáciles de encontrar en
viveros y centros de jardinería (bulbos de invierno, bulbos de verano) son en realidad híbridos del genero Hippeastrum, que es su verdadero nombre. Solamente la Amaryllis belladona es un verdadero amaryllis.

Comúnmente tendemos a denominar Amaryllis también a las plantas pertenecientes al genero hippeastrum, pero hay que puntualizar que no son amaryllis.


Son bulbos tropicales considerablemente grandes de 6 a 14 cm de diámetro un perímetro de 20-25 cm. Hay más de 50 especies de Hippeastrum que florecen en blanco, rosa, rojo o anaranjado, a veces con rayas o con volantes, que han sido híbridados en una multitud de formas, colores y tamaños. Es fácil encontrar otra curiosa denominación como la planta de la suegra y la nuera en referencia a la oposición de sus flores.


Es una planta que no debería de faltar en tu casa, bien usada como planta de interior, bien en alguna maceta en la terraza o directamente plantada en tierra en tu jardín. Es un planta para dejar estar y esperar a que cada año te sorprenda con su floración.


¿Cómo puedo hacer que mi Amaryllis a florezca de nuevo el próximo año?


Lo ideal es tenerlo en una maceta cuando florece cerca de nosotros para disfrutar de su flor, Después de que la flor se marchita, plántalo en el jardín, pinza el tallo dejando solamente las hojas verdes. Trata el Amayllis como si de cualquier otra planta se tratara, riega y abona regularmente hasta mediados de verano, entonces deja de regar hasta que la planta se seque.

En el otoño, quitar el bulbo, teniendo cuidado de no dañar las raíces. Almacenar el bulbo en un lugar fresco y oscuro, en primavera ya podemos volverlo a plantar en una maceta algo más grande que el bulbo y comenzar de nuevo el programa de riego y fertilización regular, en dos meses tendremos una floración espectacular dentro de casa.


Esto en el caso de que queramos tener el amarilis dentro de casa año tras año, también podemos optar por tener el amaryllis en el jardín, año tras año florecerá y sus hijuelos se irán extendiendo, cada año más grandes y más bonitos. Es una planta no muy resistente a las bajas temperaturas, pero tengo que decir que los amaryllis que tengo en mi jardín en Zaragoza donde fácilmente tenemos temperaturas en invierno de -8ºC me florecen todos los años, aun cuando no me molesto en sacarlos de la tierra.


Si vas a elegir una zona de jardin, es recomendable en España la semisombra, en suelos bien drenados, por que no le gusta nada los encharcamientos que tienden a podrir la cebolla, eso si en invierno nada de riegos para respetar su periodo de reposo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario