lunes, 28 de febrero de 2011

Cuidando el sistema foliar de nuestras especies.


Cuando nos referimos a la importancia en la limpieza y el cuidado del sistema foliar de nuestras plantas,  las personas tienden a pensar que únicamente se trata de un acto estético el cual resguarda la belleza de nuestras especies.
Pero la verdad es que al limpiar el sistema foliar de nuestras plantas nos encontramos resguardando su integridad, debido a que morfológicamente sobre la piel de las mismas se alojan dos importantes células, las mismas se denominan oclusivas y son las causantes de la apertura y cierre superficial que propicia la fotosíntesis.
Debajo de estas se encuentran los estomas, estructuras foliares de vital importancia responsables de la captación y transformación de luz solar.
Sin este increíble sistema biológico nuestra planta sencillamente moriría, aunque también aplican controles térmicos y absorben sustancias, es por ello que la limpieza adecuada es fundamental.
De esta manera es que no se recomienda la aplicación de sustancias viscosas sobre el sistema foliar, o la aplicación de tóxicos de alto poder, los cuales encontramos en una gran gama de productos destinados a la limpieza y erradicación de plagas.
Para limpiar nuestro sistema foliar únicamente requeriremos de agua potable y una franela, de forma muy delicada primero retiraremos el polvo para luego pulverizar agua muy sutilmente.
Recuerde que son órganos de un alto poder sensitivo y nuestra planta debe sentirse completamente agasajada por la actividad.
A su vez evite el contacto directo del sol luego de aplicar el agua, controle su evolución y notara cómo sus hojas reverdecen y cambian sus tonos algo opacos por reflejos llenos de vida.
El cuidado debe efectuarse a conciencia dependiendo la cantidad de polvo que reciben nuestras especies, tomando en cuenta que sus hojas son similares a los pulmones en los mamíferos, órganos vitales de una importancia trascendental.

1 comentario: