jueves, 24 de marzo de 2011

Cresta de gallo especie ornamental y decorativa




En muchas ocasiones efectuamos especial hincapié en la decoración de nuestro jardín y las diferentes especies que se pueden disponer para su decoración.
Una de ellas es la denominada cresta de gallo, una especie increíblemente hermosa portadores de colores de una profundidad notable y las cuales son ideales para cubrir zonas linderas a caminos o complejas esquinas.
Entre los colores que peculiarmente encontraremos rojo, amarillo, anaranjado y toda una variedad de tonalidades altamente decorativas, las cuales combinaran muy bien en nuestro jardín y la disposición estética que realicemos en el mismo.
Si bien comúnmente se le conoce como creta de gallo su nombre científico es Celosia cristata, y pertenece a la familia de las Amarantáceas.
Para cultivarla debemos disponer de un adecuado drenaje y la interacción permanente del sol, por lo tanto si decide disponerla para cubrir esquinas estas deben encontrarse orientadas a la salida del astro rey recibiendo la mayor cantidad de luz solar posible durante el día.
La cresta de gallo flórese entre el verano y la primavera y debido a la condición anteriormente mencionada de su necesidad imperiosa de luz solar, la decoración de senderos es el sitio más indicado para su cultivo, y el cual seleccionan con mayor asiduidad los paisajistas.
Es una especie perteneciente a las regiones calidas y no tolera los fríos extremos por lo tanto si sueles vivir en zonas de nevadas y vientos particularmente fríos, su disposición será mas compleja y podrás hacerlo si dispones de un invernadero o te decides por colocarla en macetas y evitar que la misma sufra el invierno a la intemperie.
Se multiplica en base a sus semillas y tanto insectos como aves son grandes multiplicadoras de la especie transportando las semillas o haciendo que estas caigan al suelo y se reproduzcan.
Adquirirlas en macetas es lo más tradicional aunque indicamos que se reproduce a partir de semillas, una planta mediante apta para su transplante al jardín cuenta con dos o tres meses de desarrollo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario