miércoles, 2 de marzo de 2011

El color del Otoño, Brezo, arbusto ornamental.


La elección de especies vegetales que decoren y adornen nuestro jardín en todas las etapas del año es una tarea relevante si pretendemos desarrollar un espacio funcional a nuestras necesidades disfrutable durante gran parte del año.
Es por ello que le acercamos una especie de maravilloso impacto, sencillo cuidado y notables prestaciones, se trata de un arbusto denominado Brezo vizcaíno un colorido arbusto otoñal que lograr resistir los embates del crudo invierno para florecer en una etapa donde las ojos secas y los árboles desprovisto de follaje son el común denominador del paisaje.
El Brezo vizcaíno pertenece a la familia de las Ericácea y científicamente es conocido cómo Erica carnea, aunque Brezo es su denominación popular, es común de las áreas montañosas del sur de Europa.
Con esto determinamos que los fuertes vientos y las bajas temperaturas son soportadas sin problemas por el Brezo aunque su necesidad de luz solar es inminente, dentro de sus potenciales características cómo especie portadora de una gran belleza notaremos que no desarrolla gran altura y tiende a extenderse sobre el suelo, creando de esta manera una alfombra vegetal de increíble impacto, ideal para la ornamentación de senderos y espacios complejos cómo las esquinas de nuestro jardín.
Hoja Perenne y no más de 20 cm de altura sus flores rosas o blancas dependiendo la variedad son simplemente hermosas y de un gran capacidad decorativa por lo que expertos en paisajismo implementan en gran medida esta especie buscando combinaciones agradables.
Prefiere los suelos aireados y porosos de buen drenaje y ph particularmente neutro, su necesidad de luz solar no es una determinante aunque se logran mayores resultados en áreas abiertas, las  bajas temperaturas no son un impedimento y lograr florecer incluso bajo la nieve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario