sábado, 2 de abril de 2011

Alfombras verdes para nuestro jardín.



En nuestro jardín muchas veces es necesario cubrir amplios espacios los cuales por condiciones morfológicas y disposición conceptual del jardín tienen un gran impacto visual para quienes lo visitan.
Así como en las tareas más complejas de paisajismo las denominadas alfombras verdes o floridas son conformadas con el objetivo de subsanar esta característica y descollar un espacio acorde para el deleite de los sentidos.
Enmarcados en esta temática desarrollaremos de forma práctica algunas especies que cumplen con los requisitos y que pueden desempeñarse de esta manera para lograr el objeto de nuestro deseo.
La cascada de plata o como se le conoce de forma científica Artemimisa  stelleriana, es una especie perenne de consistencia herbácea, de follaje gris intenso lo que genera un verdadero impacto estético, por ello quienes se desempeñan en el paisajismo la implementa bastante para conseguir una verdadera combinación de tonalidades que genere el destaque de otras especies de intenso color y particular belleza, las cuales de disponerse con otras de su propia características no podrían ser valoradas en su real medida.
Erica Darleyensis es otra estupenda alternativa, resistente a condiciones de extremo frío y maravillosa solución para suelos de un PH acido es muy colorida y sus detalles florales se caracterizan por ser pequeñas y de tonalidades violáceas y rosas.
Por ultimo una muy característica la ortiga manchada u ortiga fétida que aunque su nombre común puede caer en desmedro de la misma, es increíblemente hermosa, su denominación científica es Lamium maculatum y es ideal para desarrollar en lugares de escasa luminosidad y decorar los pies de frondosos árboles ya que no soporta la exposición solar directa, entrega detalles florares de un tono violeta muy llamativos y decorativos.

1 comentario: