martes, 12 de abril de 2011

bambusa vulgaris planta ornamental de interior



Una de las condicionantes maravillosas que dispone la naturaleza es su velocidad de crecimiento característico de cada especie en particular y capaz de desarrollar y templar el carácter de quienes se orientan al cultivo.
Como sucede en las tradiciones asiáticas donde el cultivo desde la semilla de una especie determinada hasta su desarrollo adulto es un ejemplo claro de templanza.
Una de las especies de más alto y dinámico crecimiento es el bambú, se trata de un cáñamo que se caracteriza por su rápido crecimiento logrando crecer entre 5 y 15 cm por mes.
Sus requerimiento de cultivo no son exigentes y podremos encontrar un gran numero de espacies entre las que se destaca la Bambusa vulgaris una especie ideal para su cultivo en interior por sus acotadas dimensiones.
La bambusa vulgaris procede de climas cálidos por lo que exige una buena dosis de sol, y temperaturas como mínimo de 20 grados, la cual puede encontrar únicamente en el interior del hogar.
Al crecer desarrolla un follaje de gran verdor y características bien marcadas siendo sus hojas delicadas y estrechas las cuales se adornan por un tronco de cáñamo con los colores característicos que adornan y destacan al bambú.
Requiere un suelo rico en nutrientes con un pH de características neutro o alcalino, su riego aunque semanal no debe ser frecuente y desarrollándolo únicamente dos veces por semana cumpliremos con la necesidad de la especie.
La misma se utiliza para fabricar implementos en madera que imitan la belleza de otras nobles especies por su resistencia y potencial desarrollo sustentable, en cuanto a su objetivo ornamental es una buena alternativa para disponer en la puerta de entrada o bien en una terraza o azotea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario