martes, 12 de abril de 2011

Recolección y optimización del agua.



En ocasiones anteriores hemos presentado la forma mas efectiva de reutilizar el agua de lluvia para fines de jardinería, entre las que si remarcamos que no siempre el agua de lluvia tiene características potables.
En esta ocasión presentaremos la forma más decorativa de optimizar y utilizar el agua de lluvia planificando una estructura de carácter permanente que no solo nos permitirá recoger el agua sino decorar nuestro jardín.
Para lograrlo debemos en primer lugar utilizar una vasija o recipiente de barro u concreto, estos son económicos y resistentes pero `pueden albergar musgos y diferentes impurezas de no ser tratados, para esto podremos aplicar una pintura sintética impermeable en el interior de la vasija.
De forma decorativa seleccionaremos trozos de caña particularmente el bambú de grandes dimensiones en su diámetro con los cuales confeccionaremos canaletas que bien pueden recorrer nuestro jardín de forma perpendicular.
Mediante el uso de soportes en el mismo material o desarrollados con antiguas ramas podadas confeccionaremos el sistema de cañerías que encontraran como objetivo final y último nuestra vasija.
Sobre la misma podremos ubicar una tela sujetada con gomas o retazos para que auspicie de filtro de elementos grandes y impurezas, además de crear en la vasija un sistema de desborde que nos permita recolectar únicamente el agua necesaria que posteriormente utilizaremos.
En los jardines de características orientales o étnicas producidos por expertos en paisajismo encontraremos buenas ideas para generar conceptos prácticos en la recolección de agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario