viernes, 3 de junio de 2011

Algunas ideas para un jardín minimalista




Así como encontramos en la decoración de interiores técnicas que predisponen la belleza en los espacios desde una falta de ornamentación y una cuidada pero inteligente implementación de elementos reducidos, en el paisajismo o decoración de jardines esta característica también se hace presente.
Nos referimos a la decoración de jardines minimalistas, una practica que parecería ser completamente vanguardista ya que son los espacios modernos quienes proponen una reducción considerable de lo que poco tiempo antes se consideraría una utopía para diseñar jardines ante las limitaciones lógicas de espacio vital.
Pero cuales son los secretos como logramos modificar un espacio reducido con una brillante capacidad vegetal, en primer lugar definiremos que cualquier sitio puede convertirse en jardín, desde nuestro pasillo hasta nuestra azotea todo depende de nuestra capacidad para disponerlo.
EN el caso de los jardines minimalistas la propuesta es concreta poca variedad, inteligente disposiciones y impacto visual, de esta manera comenzamos seleccionando las especies que mejor se adaptan no mas de tres o cuatro diferentes, tal vez una trepadora que tome por completo paredes y muros incluso logre escalar sobre estructuras, y dos especies florares combinando.
Todo esto pensando en el cultivo directo en tierra luego podremos seleccionar algunas macetas de carácter sobrio y disponer sobre ellas especies particulares, particulares en su colorido y morfología, generalmente se inclinan por los helechos por su capacidad decorativa aunque pueden ser también plantas aromáticas, el objetivo es desarrollar un espacio de características sensoriales que valga la pena visitar, como consejos primario y previo a su diseño le recomendamos visitar en la red fotos relacionadas a la temática ya que en su carácter escueto las mismas son muy demostrativas.

Cuidados de nuestro jardín durante el verano, segunda parte

Continuando con los cuidados que se deben ostentar durante la temporada veraniega nos desarrollaremos sobre otro tipo de especies que requiere especial atención, estos son los frutales los cuales por condiciones climáticas se encuentran en dicha etapa en pleno desarrolló y brotación.
Para ellos las aves son un problema latente y aunque gozamos de su visita pueden dañar considerablemente a nuestras especies por lo que controlar su aparición pasa a ser una medida vital, para ello te encontraras con varios consejos aunque uno muy practico y efectivo es colgar de nuestros arboles botellas plásticas con agua, esto genera que el sol se refleje y espante a las aves que llegan con la intención de alimentarse pero al costo de dañar nuestro futuros frutos.
Así como sucede con el resto de nuestro jardín, las hormigas son la plaga predilecta del verano y quienes optan increíblemente entre todas las especies por los frutales, sus hojas son el alimento predilecto y las formas de controlarlas muchas veces se convierte en todo un plan estratégico combinando consejos y soluciones practicas para contrarrestar su avance, entre ellos el café, algo que nuestras hormigas adoran pero que para nuestra suerte les resulta tremendamente toxico.
Por otra parte los tubérculos encuentran durante el verano se encuentran en su etapa propicia, mas aun sobre el final del mismo pero se deben comenzar con los trabajos para recibirlos, entre ellos las Dalias hermosas especies que regalan un colorido maravilloso y son siempre muy bien recibías dentro del paisajismo.