viernes, 22 de julio de 2011

Conformar un invernadero reciclado IV



Una vez culminado nuestro proyecto las características del mismo o bien las condiciones climáticas de cada zona invitan a implementar medidas para controlar el microclima interior, pero esta característica requiere de algunas particularidades, ya que en caso contrario debemos invertir en una bomba de calor.
Quemar cualquier tipo de elemento para generar calor libera monóxido de carbono, y la implementación de sistemas calefactores implica un costo importante, por ello es necesaria alguna solución más eficiente.
Por ello nos remitiremos a una práctica solución de carácter indígena, se trata del horno hawaiano, una manera de cocinar pescado y vegetales utilizada desde tiempo ancestral pero plausible de ser aplicada en un invernadero por sus características.
Utilizando un quemador podremos quemar hojarasca, restos de poda o cualquier elemento que propicie calor, en el mismo verteremos piedras de playa o canto rodado como se les denomina.
Estas piedras se calientan y pueden liberar calor de forma paulatina durante largos periodos, por ello una vez calientes introduciremos las piedras en un pequeño hueco central dentro de nuestro invernadero, esto generara calor, liberándolo de manera eficiente sin emisión de gases ni consumo de oxigeno, sumado a que no encierra ningún tipo de riesgo ígneo.
Las posibilidades de control deben ser eficientes controlando los niveles de temperatura y humedad con instrumentos sumamente económicos y que a su vez permiten mejorar el nivel de producción.
Otro elemento que puede propiciar un control de temperatura, es generado aunque mas complejo mediante la implementación de cañerías con caños plásticos, conformados bajo el suelo de nuestro invernadero como si se tratara de una red de losa radiante, pero donde circulara el agua de nuestra calefacción interna aprovechando un gasto evidente que produce nuestra vivienda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario