jueves, 8 de noviembre de 2012

Como cuidar nuestros jardines próximos a la costa



Cuando nos referimos a la disposición de los jardines solemos imaginar en primer lugar su orientación en relación al astro rey, la influencia de factores como el viento y las barreras naturales que allí se podrían encontrar.



Sin embargo aquellas personas que viven en zonas costeras deben presentar en sus jardines características y resguardos bien diferenciales en relación a las disposiciones verdes que podremos aplicar en otras regiones.

Para jardines costeros enfrentar los vientos y consecuentemente la salinidad del agua son tan solo algunas de las problemáticas, sin repara en las napas subterráneas ricas en sal marina dependiendo las cercanías y generalmente con problemas de nutrientes habituales.

Como podemos apreciar en la vegetación salvaje luego de unos cuantos cientos de metros alejados del mar se da comienzo la vegetación frondosa producto de esta característica.



Para la elección de nuestras especies bastara con observar aquellas que se desarrollan en las zonas costeras mediterráneas como es el caso de  cortaderia, el agave y la yuca, los árboles son una buena barrera natural para los fuertes vientos entre ello quienes mas se adaptan a las características climáticas y particulares de la costa son palmeras, acacias, moreras, olivos o pinos.

La mayor problemática la encontramos a la hora de sembrar césped para ello deberemos optar por una especie resistente y aplicar un relleno promedia dependiendo la elevación del terreno para que las sales filtradas por el agua transportada hacia les cercanías no lo afecten.



Es recurrente observar quemaduras producidas por la salinidad en céspedes cercanos o enfrentados al mar, la confección de muros y el desarrollo de arbustos circundantes que retengan la sal marina es tan solo algunas de las particulares disposiciones que deberá idealizar para proteger su césped y el fresco verdor de su jardín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario