miércoles, 28 de noviembre de 2012

Cual es la forma correcta de plantar utilizando semillas


Siguiendo nuestra propuesta de hablar sobre algunos principios básicos de jardinería, llegó la hora del plantío con semillas, y los consejos a tener en cuenta, para que nuestro jardín crezca fuerte y vigoroso.



La elección de las plantas y posterior plantío de las semillas, son acciones simples, pero merecen toda la atención y cuidados ya que el éxito de esta etapa, impactará en el desarrollo saludable de las plantas, flores y frutos deseados en nuestro espacio verde.

El primer paso es elegir la semilla preferida y colocarla en una maceta con buen sustrato, recordemos que la maceta disponga de perforaciones en su base que faciliten el drenaje del agua a la hora del riego. Leamos con atención los consejos, que generalmente vienen impresos en el paquete que contiene las semillas en cuanto a época de plantío y condiciones del lugar para su desarrollo.

Muchas veces las empresas ofrecen informaciones generales tales como el clima más adecuado para la planta, la cantidad de tierra necesaria, el tamaño de la maceta ideal para el desarrollo de la especie entre otros.



Coloque el sustrato (tierra) en la maceta y agregue una pequeña cantidad de arcilla expandida. Los dos ítems los puede encontrar en Garden Center Ejea.

La arcilla expandida funciona como drenaje e impide que la tierra se compacte, facilitado de esta forma la penetración del agua en el suelo. Rellene toda la maceta con sustrato, dejando solamente un espacio libre, con cerca de 5 a 10 cm de altura.

Infórmese sobre las necesidades específicas de la especie que vamos a plantar, como el clima ideal para el plantío, cantidad de tierra, tamaño de la maceta, etc.

Ahora debemos pensar en la semilla. Insertemos los granos bajo una pequeña capa de tierra, próximos a la superficie. Esta pequeña cantidad de tierra que lo cubra, debe ser suficiente para cubrir la semilla y al mismo tiempo que, cuando los brotes comiencen a crecer, no tengan dificultades para salir del suelo.

Listo. Ahora es solo esperar el crecimiento de un lindo jardín, sin olvidar que es muy importante mantener la tierra húmeda y tener cuidado con la utilización de abonos o fertilizantes, visto que estos dos componentes deben ser administrados con dosis correctas, en caso contrario podemos damnificar las plantas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario