sábado, 3 de noviembre de 2012

Sepa cuales son los errores más comunes en jardinería y aprenda a evitarlos por la salud de sus plantas Parte 2



Cuando se cultiva una planta en una casa o en un departamento, el deseo es el mismo: que ellas se desarrollan siempre saludables y bonitas. Pero a veces, lo que se presentan, son señales que la especie no está nada bien.




En esta segunda entrega continuaremos exponiendo los principales errores a la hora de cultivar nuestro jardín y como contenerlos con información y acción adecuadas.

4 – Cal en el tronco, mito o realidad?

Estoe s un mito. Aplicar cal en el tronco de los árboles no evita la proliferación de enfermedades como popularmente se dice. Por ser una sustancia química, la cal, además de no proteger la planta, puede entorpecer su desarrollo. Con la cal impedimos la respiración y transpiración de la planta, cerrándole los poros y sofocándola.



5 – El césped se ha puesto gris

Una poda inadecuada y la ausencia de riesgo y abono correcto, pueden dejar nuestro césped ceniciento y con fallas. Entre la primavera y el verano, se debe abonar con base en un compuesto nitrogenado de urea, que es ideal para el crecimiento de las hojas, además de realizar coberturas de arena como protección de las bajas temperaturas durante el invierno.



Cada especie de césped tiene un límite ideal para su poda, los césped poco espesos pueden ser resultados de cortes rastreros, por debajo del límite de la gramínea. Por ejemplo la especie Zoysia japonica, puede ser podada hasta tres centímetros de altura, pero no así otras que requieren una poda de mayor tamaño para no afectar la planta.

Un consejo es realizar el primer corte de césped, dos meses después de haber realizado el plantío, porque el césped ya estará estabilizado en el suelo. Para el riego, como para otros vegetales, prefiera las horas de la mañana, más frescas o al inicio de la noche.

6 – Macetas de cerámica, como evitamos las rajaduras

Por ser poroso, existe la posibilidad de que nuestra maceta de cerámica se raje, con la variación de temperatura del ambiente. En días muy cálidos por ejemplo puede suceder un choque térmico entre la alta temperatura de la maceta y el agua fría del riego, ocasionando pequeñas fisuras.



Por ello se indica una impermeabilización del recipiente. Podrá utilizar pinturas o revestimientos impermeabilizantes, basta aplicar una capa en el interior de la maceta y espera a que seque.

Otra forma de evitar rajaduras, puede ser quemar la maceta a una temperatura elevada, en hornos especializados, a fin de aumentar la resistencia del material. En Garden Center Ejea tenemos macetas de varios tipos y podemos asesorarlo en este sentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario