sábado, 29 de diciembre de 2012

Plantas Ornamentales para el otoño, el azafrán silvestre



Si buscamos plantas otoñales encontramos un gran número de especies que desarrollan en esta particular etapa del año su mayor belleza. Cuando nuestro jardín se ve inmerso en un mar de colores paliados y opacos algunas especies prestan su color  y aroma para recordarnos que la naturaleza no conoce de condiciones climáticas para demostrarnos toda su belleza.



El azafrán silvestre es una de ellas, se trata de una planta de bulbo la cual pertenece a la familia de las colquicáceas, su nombre científico es Colchicum autumnale, aunque comúnmente se le conoce como azafrán, mataperros, narciso de otoño, quitameriendas y azafrán silvestre.

Es característico de las zonas montañosas por lo que las bajas temperaturas y vientos no la afectan, su característica de bulbo logra convertirla en una especie sumamente resistente. Desarrolla un tallo no mayor a 25 cm con unas hermosas flores de rosa y púrpura en algunos casos con betas amarillentas.



Si buscamos su categorización como bulbo aunque este presentaría todas sus características biológicamente  no es un verdadero bulbo, sino que posee un engrosamiento de los entrenudos de la base del tallo.

Sus hojas son muy hermosas y de un color profundamente verdosa, llegan a medir hasta 30 cm y tienen la peculiaridad de disponer de una sustancia toxica, muy conocida y utilizada en la industria farmacéutica, su ingesta genera diarreas y disfunciones renales leves por lo que no es recomendable si tenemos mascotas en la casa.



Su utilización es por supuesto ornamental recubriendo aquellos huevos que se disponen entre arbusto, árboles y sectores rocosos, una disposición inteligente es su implementación en sectores donde merma la belleza de nuestras plantas durante el otoño con lo que conseguiremos que los sectores más opacos se destaquen con detalles particularmente coloridos presentados por el azafrán de otoño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario